Almendras

Introducción

La almendra tiene su origen en las zonas templadas y desérticas del oeste de Asia, desde donde fue extendiéndose gradualmente hacia regiones cálidas y secas de la cuenca mediterránea.

Es conocida como la reina de las rosas, en la Edad Media los sirvientes la incluían en los banquetes de los reyes para favorecer su digestión y, así, su indulgencia.

Composición y efectos saludables

Composición Avellanas

Las almendras tienen altos niveles de ácidos grasos insaturados, que suponen un 93% del total de grasas. El más importante es el ácido oleico. Su consumo frecuente ayuda a disminuir los niveles de colesterol total y colesterol "malo" o LDL mientras que aumentan el colesterol "bueno" o HDL. Al ser un alimento de origen vegetal la almendra no contiene colesterol.

Por su alto contenido en vitamina E, la almendra proporciona una dosis extra de antioxidantes jugando un papel importante en la prevención de enfermedades coronarias y cáncer. Una ración de almendras de 30g aporta el 50% de la cantidad diaria recomendada de Vitamina E. También contiene vitamina B6, en menor cantidad.

La almendra es el fruto seco con mayor contenido en fibra, importante para facilitar y regular el tránsito intestinal, evitando así el estreñimiento y la prevención de enfermedades cardiovasculares.

Las almendras son una fuente importante de minerales como el calcio, necesario para formación y mantenimiento de huesos y dientes, el magnesio, el potasio, el cobre, el fósforo y el zinc

Recomendaciones

Especialmente indicada para personas con colesterol elevado, que sufren afecciones óseas, nerviosas o del corazón.

Las almendras, son muy valiosas para aquellas personas que no consumen productos lácteos, debido al alto contenido en calcio que poseen. 100 g de almendras aportan casi el doble de calcio que 100 cc de leche (equivalente a medio vaso).

Las almendras son el fruto seco más apreciado por su sabor. Se pueden tomar en el desayuno acompañando cereales, muesli y yogur, aperitivos, tentempiés y son unas buenas sustitutas de la bollería, empleadas también en ensaladas y en salsas. Son muy utilizadas para la elaboración de productos de pastelería como mazapán, turrón, tartas, y en preparados alimenticios como leche de almendras, helados y chocolate, entre otros. Las almendras son empleadas incluso como base cosmética.


Diferentes estudios demuestran que los individuos que frecuentemente consumen frutos secos, reducen considerablemente el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.